Vasectomía Temporal

¿Buscas una vasectomía temporal? Esto te interesa (¡no es lo que crees!)

La comunidad urológica ha notado en estos últimos años un aumento en la popularidad de la vasectomía en hombres jóvenes solteros o recién casados.

Por fín, la verdad acerca de la vasectomía temporal

Sabemos que la vasectomía es un método anticonceptivo o de planificación familiar masculino considerado como permanente. ¿Existe un tipo de vasectomía temporal?

Primero que nada, la vasectomía consiste en cortar y ligar los tubos que llevan los espermatozoides del testículo al exterior. Se suele hacer con anestesia local, y toma menos de una hora, mínimamente invasiva y eficaz.

No es posible cortar o cerrar temporalmente la tubería mediante la vasectomía. Forzosamente, requiere de cortar, cauterizar y ligar los extremos de los tubos.

Si bien, es cierto que existen métodos experimentales para “tapar” los conductos con geles inyectables, su uso y seguridad está en estudio. Y a este método no se le puede llamar vasectomía temporal. A la fecha, no está autorizado para uso en humanos.

Por otro lado, la reconexión de estos tubos es posible, esto se llama reversión de la vasectomía. Es una cirugía que se realiza con ayuda de un microscopio quirúrgico y suturas (hilos) más delgados que un cabello humano.

El detalle de la reversión de vasectomía es que es una cirugía costosa, prolongada (puede tomar de 3 a 5 horas) y se necesita a un urólogo andrólogo para tener las mejores posibilidades de éxito. Y, una vez reconectados, se tiene que esperar entre 4 a 9 meses para ver espermas en el semen nuevamente.

Es decir, la vasectomía no es temporal, y si, se puede revertir, pero no de manera instantánea ni sencilla.

Si estás buscando una medida temporal para no tener hijos, es mejor continuar con los otros métodos anticonceptivos ampliamente conocidos.

La vasectomía: un método anticonceptivo seguro y eficaz para los hombres

La vasectomía es una cirugía que se realiza como método anticonceptivo en hombres. Específicamente, este tipo de procedimiento implica cortar o bloquear los conductos deferentes, los tubos que transportan los espermatozoides desde los testículos. Una opción cada vez más popular es la vasectomía sin bisturí, que se realiza con anestesia local y suele implicar menos complicaciones y un tiempo de recuperación más rápido. Se puede sentir algo de incomodidad después de la cirugía, pero esto generalmente puede controlarse con medicamentos sin receta como ibuprofeno, advil o motrín.

La vasectomía tiene altas tasas de éxito en términos de evitar embarazos. Es importante recordar, sin embargo, que los espermatozoides pueden permanecer en los conductos deferentes durante varias semanas después de la cirugía. Por lo tanto, es esencial utilizar otro método anticonceptivo durante las relaciones sexuales hasta que se confirme, mediante un análisis, que ya no hay espermatozoides presentes.

Aunque la vasectomía es una opción eficaz y segura para los hombres que ya no desean tener hijos, es importante recordar que, aunque la vasectomía es reversible en algunos casos, la reversión no siempre es exitosa. La reversión de la vasectomía implica volver a unir los conductos deferentes para permitir el paso de los espermatozoides. Sin embargo, no todos los hombres serán candidatos viables para la reversión, y la edad fértil del hombre y su pareja pueden ser factores para considerar. En algunos casos, si se desea un embarazo después de una vasectomía, podría ser necesario recurrir a técnicas de reproducción asistida, como la fertilización in vitro.

Axel Cayetano
Axel Cayetano

Soy un úrologo andrólogo que atiende pacientes en la CDMX y soy el lider del Centro de Fertilidad y Salud Sexual Masculina. Hice mi subespecialidad de Andrología en los dos hospitales más importantes de Inglaterra en Londres (University College London Hospital y el Imperial College Healthcare Trust). Me gusta publicar información útil y trasparente para que la gente pueda tomar decisiones correctas. Hice urología en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y he publicado múltiples artículos académicos en temas de salud sexual masculina.

Artículos: 67